Duque quiso nombrar en embajada a un investigado por el ‘Cartel de la Hemofilia’

En los últimos días los nombramientos que ha realizado el primer mandatario, han sido blanco de críticas desde varios sectores de la sociedad. Solamente hablando de las embajadas, Alejandro Ordóñez, Pacho Santos, entre otros, han causado polémica.

Esta vez fue Daniel Cabrales, exsenador del partido Centro Democrático por Córdoba y cónsul en Polonia en el gobierno Uribe, quien sonaba para ser embajador en Panamá pero su truncado nombramiento generó controversia, toda vez que tiene una investigación abierta por el caso de corrupción del Cartel de la Hemofilia por el desfalco de 50.000 millones de pesos en su departamento.

Cabrales fue uno de los que apareció en la lista de los supuestos responsables del desfalco que dio a conocer el abogado Leonardo Pinilla, condenado también por corrupción.

Hoy Guillermo Pérez, principal testigo del caso, hizo posible que su nombramiento se cayera, ya que aseguró “que le habría desembolsado (a Cabrales) 90 millones de pesos para su campaña al Senado en el 2014”.

El exsenador en entrevista con la W Radio a comienzos de este año señaló lo siguiente: “en el 2012 aspiré a la Alcaldía de Montería y perdí. En el 2013 comenzó mi correría con el Centro Democrático. No tengo nada que ver con ningún cartel de corrupción en el departamento de Córdoba o fuera de él. No hago parte de ningún cartel de concesiones de vías, de regalías, de hemofilia, de sida, de nada en lo absoluto”.

Así mismo manifestó no haber conocido nunca al abogado Leonardo Pinilla, ni haber tenido ningún tipo de cercanía, refiriéndose a él como un “bandido”. Recordemos que en este caso también están involucrados Edwin Besaile y el exgobernador Alejandro Lyons.

Por lo pronto, su elección como embajador no se efectuará por su relación con el Cartel de corrupción en Córdoba. Con este nuevo escándalo, ya serían tres los que tendría el presidente Duque con respecto a las designaciones de su Gobierno y que han generado reacciones en la opinión pública por sus cuestionables referencias. Fuente consultada: Las2Orillas y Confidencial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *