El representante Eliécer Salazar, se opone a gravamen del 8% de Impuesto para las motocicletas con motor de hasta de 200 cc

Una férrea defensa de las clases menos favorecidas del país, fue la que hizo el Representante a la Cámara por el departamento del Cesar, Eliécer Salazar López, durante la más reciente sesión de las comisiones económicas conjuntas de Senado y Cámara, en la que se sigue estudiando la Ley de Financiamiento.

De acuerdo con lo explicado por el Congresista del Partido de la U, es inconveniente la derogatoria del numeral 7 del artículo 512-5, que excluye del Impuesto al Consumo a las motocicletas de motor de cilindrada hasta de 200 centímetros cúbicos, la cual está incluida en la ponencia del Proyecto de Ley 0240 de 2018, por el cual se expiden normas de financiamiento para el restablecimiento del equilibrio del presupuesto nacional y se dictan otras disposiciones.

Tras una contundente presentación de argumentos, el Representante Salazar López presentó una proposición, en la que solicita excluir del Impuesto Nacional al Consumo este tipo de vehículos, que es el medio de transporte más popular en Colombia.

“El Partido de la U no respaldará el gravamen a las motos pequeñas; esas motos de 50, 75, 100, 125 cc, que son las motos que utiliza la gente más pobre, como vehículo de trabajo. Un estudio de la Universidad Nacional arrojó que el 81% de las personas que compran esta clase de moto son de estrato 1 y 2: estudiantes, empleados, celadores, carpinteros, ordeñadores; es por eso que le pedimos a las bancadas de este Congreso, que nos respalden en la posición de no gravar las motos pequeñas, porque éstas son el sustento de muchas familias pobres del país”, afirmó con vehemencia el Congresista del Cesar, al hacer ante sus compañeros, la exposición de los motivos que respaldan su proposición.

Salazar López, expreso también que es injusto imponer el 8% del Impuesto al Consumo estas motocicletas, teniendo en cuenta que este gravamen es un tributo dirigido a bienes suntuarios, considerados de consumo restringido, por tratarse de bienes de lujo o bienes costosos, como joyas, yates, carros de alta gama y motocicletas de alto cilindraje, condición que no cumplen las motos de baja cilindrada. Al respecto, dijo: “La gran mayoría de las motos en Colombia, alrededor del 93%, son utilizadas como herramienta de trabajo, para actividades de mensajería, domicilios, reparto de mensajería, y muchas otras actividades de importancia para la vida diaria, con las cuales estos motociclistas sostienen a sus familias. Éstas son las mismas personas a las cuales, el Gobierno Nacional, en su primera propuesta de la Ley de Financiamiento, les quería devolver el IVA; entonces, no hay coherencia en ahora pretender imponerles este gravamen adicional, sin ser objeto de devolución”, puntualizó.

El texto de la proposición presentada por el congresista cesarense, reza: “Las motocicletas de baja cilindrada son el medio de transporte más popular en Colombia, utilizado en más de 4.1 millones de hogares que representan el 28% del total de familias del país. Hoy, uno de cada 7 colombianos se mueve en moto, vehículo que constituye una solución económica y eficiente de movilidad, en la medida que mejora la calidad de vida de sus usuarios; es el medio de trasporte óptimo en las zonas rurales y apartadas, y se usa principalmente como herramienta de trabajo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *