Los elogios que ha recibido el libro CALLAR NUNCA FUE UNA OPCIÓN

 

Una serie de elogios de reconocidos escritores y críticos literarios ha recibido el libro de Dina Luz Pardo Olaya, esta mujer que vive en modo Poesía como ella se describe, es una de las nuevas figuras literaria con las que cuenta el Caribe colombiano.

Soñadora, agraciada, periodista nativa del municipio de San Marco departamento de Sucre, laza este jueves 21 de marzo, en Combarranquilla- Unidad Country su Libro CALLAR NUNCA FUE UNA OPCIÓN de Dina Luz Pardo Olaya.

Comentarios:

En los textos de Dina Luz la palabra es una celebración, los versos son testigos fieles del encuentro amatorio, del encuentro del pensamiento y las reflexiones, de la puesta en juego de los sentidos, comer, tocar, mirar, lamer, los verbos transmutan en una fiesta; sobre todo, la palabra ofrece un testimonio fidedigno del encuentro consigo misma, en esa soledad que en principio fue dolor y después se cristaliza en enseñanza, en sabiduría. A través de la vivencia y luego de la observación, la poeta es cada vez más sabia y plena.

Este libro no es un grito burdo para hacerse notar, estas páginas son un canto a la existencia de la mujer y si Dina Luz canta, de alguna manera, todas las mujeres cantamos.

Marlene Zertuche Escritora México, febrero de 2019

  Y como su título nos deja discernir, para Dina Luz Pardo, la poesía, más allá de toda pretensión formalista es, ante todo, la mejor opción que tenemos aún de nombrar el mundo y nombrarnos, insistiendo, pese al escepticismo y la indiferencia de la época, en volver a decirlo todo desde el principio y en voz alta:

 Pedro Arturo Estrada Escritor Medellín, enero/2019

 La compaginación sensual de cada paraje del cuerpo y de cada accionar efectuado para reinventar el amor, hacen de este libro, Callar nunca fue una opción, un soberbio y visionario convite en donde la pareja humana viste y desviste de manera continua sus íntimos incendios y diluvios, pero también sus hermosos y disímiles silencios.

José Luis Díaz-Granados Escritor Bogotá, febrero de 2019

 Este último aparte sólo contiene un breve texto confesional en prosa que no es otra cosa que la reafirmación de la desnudez, o del desnudamiento, que la poeta ha estado mostrando página tras página en su libro, en el que ha quedado clara su postura: callar nunca fue una opción. Y se asumen los riesgos del decir.

Miguel Iriarte Escritor Marzo de 2019

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *