Corte Suprema dejó en firme preparatoria a juicio de Aida Merlano

La Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia negó la nulidad del proceso que se surte contra la exrepresentante a la cámara Aida Merlano Rebolledo, quien es investigada por delitos electorales presuntamente cometidos en el primer semestre de 2018.

La determinación la tomó luego de que la defensa expuso argumentos para que culminara la persecución penal en contra de su defendida, como que la Sala de Casación perdió competencia para conocer la investigación, luego de que entró en vigencia la Sala de Instrucción y de Juzgamiento.

El alto tribunal consideró que si bien dichas salas estaban empezando su labor y no podían entrar en funcionamiento, la Sala que recibió la investigación de Merlano Rebolledo no tenía a donde enviar los procesos que tenía en su despacho. “Las investigaciones no se pueden paralizar, por lo que Sala reconoció la competencia de la misma. Es investigada por el juez natural”, dijo el magistrado Ariel Augusto Torres.

Una se vez demostró ante las partes la determinación, el magistrado continúo con la audiencia preparatoria a juicio, donde consideró que era necesario que se presentaran a rendir testimonio más de cinco investigadores del CTI, que estuvieron en el allanamiento que se registró en Barranquilla.

Entre los llamados por el alto tribunal se encuentra Fabián Rodríguez, quien a juicio del magistrado es el propietario de las armas halladas en la sede política donde se registró el ilícito. Además, el magistrado solicitó que en los testimonios que rendirán se aclare la presunta irregularidad que se registró en el allanamiento y que fue denunciado por la defensa de Merlano Rebolledo.

Aida Merlano, quien se negó a comparecer ante los estrados judiciales este martes, es señalada por la Fiscalía de ser la jefe de una estructura criminal dedicada a la compra y venta de votos en la ciudad de Barranquilla, de la que no solo salió lucrada ella sino también la candidata a la cámara Lilibeth Llinás.

Según la Fiscalía, la red que tenía centro de operaciones en la denominada ‘Casa Blanca’, lugar que servía de sede política y fue desarticulada desde que se registraron las elecciones legislativas en el primer semestre del año pasado.

Una vez las autoridades conocieron los delitos electorales que se cometían en ese inmueble decidieron allanarlo, encontrando una considerable suma de dinero en efectivo, equipos de cómputo y memorias USB, que les llevó a determinar que existía tal red criminal.

Por estos hechos, la Fiscalía ha realizado audiencias de imputación de cargos a la candidata a la Cámara de Representantes por el Atlántico, por los delitos de concierto para delinquir y corrupción del sufragante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *