Demandan elección como fiscal de Néstor Humberto Martínez ante Consejo de Estado


Mediante una acción jurídica interpuesta por el Centro de Estudios de Derecho, Justicia y Sociedad, y la Comisión Colombiana de Juristas, se pretende demostrar que la elección del fiscal Néstor Humberto Martínez se dio de forma ilegal por la omisión de información “grave y relevante” como lo es la vinculación y supuesto conocimiento sobre las irregularidades de Odebrecht.

En las últimas semanas el nombre de Martínez ha resonado en todos los medios de comunicación, pues al parecer su permanencia dentro del ente investigador está cada vez más pronta a terminarse, según dicen sus críticos y opositores.

Al debate de control político en su contra en el Congreso de la República, los audios de Jorge Enrique Pizano, una movilización pidiendo su renuncia organizada por la ciudadanía y los innumerables reproches por parte de opositores políticos, se le suma esta nueva traba en su ejercicio como Fiscal General: una demanda.

Los querellantes argumentaron que el funcionario al momento de ser ternado para ocupar el cargo de fiscal, tenía información sobre la corrupción del conglomerado brasileño que ocultó supuestamente en beneficio de particulares, datos que eran ignorados por la Corte Suprema de Justicia cuando lo eligieron.

Por este motivo se radicó la demanda de nulidad al Acuerdo 871 de 11 de julio de 2016, resolución que designo a Martínez como Fiscal General de la Nación por un periodo de 4 años. Tanto Dejusticia como la Comisión Colombiana de Juristas, aseguran que dicho acuerdo debe ser anulado de inmediato y que Néstor Humberto se aparte del cargo mientras se esclarece su situación judicial.

En la acción presentada por los juristas se afirma que la supuesta omisión de información “grave y relevante” por parte de Martínez favoreció a empresas y personas que fueron representadas por él en su ejercicio de asesor judicial, entre ellos, a Luis Carlos Sarmiento Angulo y el Grupo Aval. Según la moción, estos hechos podrían haber afectado en su elección en la Corte Suprema.

Junto con la demanda también fueron anexados 36 hechos que para los juristas que la presentan son relevantes para determinar la posible nulidad del cargo del Fiscal. Algunos de los hechos mencionados son los audios entregados por Jorge Enrique Pizano a distintos medios como Canal Uno o El Espectador, junto con entrevistas del propio Martínez a distintos medios, como es el caso de la entrevista que le realizó Caracol Radio el 10 de Mayo de 2016, época donde Néstor era ternado.

En dicha entrevista se le preguntó específicamente si él pensaba renunciar en caso de considerarse impedido por conflicto de intereses, a lo que Martínez responde: “No conozco ningún familiar próximo o cliente que esté involucrado en alguna investigación penal en la Fiscalía. Tampoco cursa actualmente ningún proceso vigente en la Fiscalía en el que yo haya actuado como apoderado judicial. Así que a la fecha no veo impedimentos”.

Mientras la Corte Suprema analiza el caso presentado por los demandantes, estos solicitan la nulidad del acuerdo 871 y que se suspenda provisionalmente al Fiscal para que se dé el tiempo necesario para tramitar y decidir la demanda.

Por lo pronto, Martínez insiste en que siempre ha actuado respetando la ley, manteniendo la misma postura que mostró en el debate de control político realizado por el senador Jorge Enrique Robledo, en donde dijo que los audios con Pizano solo demuestran que ninguno de los dos tenía certeza de lo que estaba pasando, pero que no se determinaba bajo ninguna forma si Odebrecht estaba cometiendo algún tipo de delito. Fuente consultada: ElEspectador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *