Senado aprobó ley que eliminaría el uso de asbesto en Colombia

El proyecto llamado ‘Ley Ana Cecilia Niño’, por medio del cual se busca prohibir el uso de asbesto en Colombia, superó su segundo debate en la plenaria del Senado, abriéndose paso a la Cámara de Representantes donde busca por fin convertirse en ley de la República.

El asbesto se ha prohibido en más de 50 países alrededor del mundo luego que la Organización Mundial de la Salud lo declarara como un agente cancerígeno.

Luego que pasara más de un año para que esta iniciativa pudiera ocupar el primer lugar en el orden del día en el Congreso, los parlamentarios apoyaron en su mayoría el proyecto promovido por la senadora del Partido Conservador, Nadia Blel.

“Se da un paso más a favor de la vida de muchos colombianos, al decirle sí a esta iniciativa que tiene por objeto garantizar la salud de muchos que siguen luchando contra este enemigo silencioso”, afirmó la congresista.

La iniciativa lleva dicho nombre en honor a una mujer que murió de un cáncer que se había formado debido a la exposición que tuvo durante 17 años a este material, pero esta se vio retrasada en su paso por el congreso debido al lobby que, según la senadora Blel, hicieron grandes empresas que utilizan el producto para la fabricación de tejas para viviendas.

El articulado contempla un periodo de transición de 5 años para quienes utilicen el asbesto en diferentes elementos; también ordena al Ministerio de Trabajo que cree las medidas que deberán adoptar las industrias que viven del material para que migren hacia nuevas tecnologías.

Igualmente se contemplan medidas que castiguen el uso del asbesto, sancionando al infractor con multas de hasta cinco mil salarios mínimos, e incluso sanciones penales y administrativas según la gravedad de su falta.

“En los últimos cinco años, 1.744 personas murieron por cáncer de pulmón, producto de su exposición al asbesto y más de 250 murieron por mesotelioma gracias a ese enemigo silencioso que todavía se sigue comercializando en nuestro país”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *