Aumentan las masacres en territorio Colombiano

En un reciente estudio sobre asesinatos en el país se ve claramente el aumento significativo de las cifras de masacres perpetradas con respecto a años anteriores. Los índices son desalentadores, ya que en vez de dejar atrás esa historia tan marcada que hizo tanto daño al país, al parecer, nos estamos acercando a ella, ya que la violencia en la actualidad es de similar intensidad a los peores años en donde el paramilitarismo y la guerrilla eran protagonistas. Pero la razón que más preocupa e indigna a las personas, es la negligencia del gobierno ante esta problemática y sus respuestas nulas e insuficientes.

En días pasados, la ONU, presentó informes sobre la situación de derechos humanos en el país durante el 2018, se constató el aumento acelerado de masacres de ese año con respecto al 2017, donde pasó de 11 a 29 casos, en departamentos como Antioquia, Cauca, Norte de Santander y Caquetá. Los casos de mayor resonancia, sin duda, fueron los cometidos hacia líderes sociales.

Cabe resaltar también, que en cerca de la mitad de los municipios del país,  aumentó la cifra de homicidios con respecto a años anteriores, cifras extremas, aumentando en más de un 1.000%. Las causas de dicha situación desastrosa en el país son muy claras, en innumerables oportunidades se han resaltado, y organizaciones defensoras de los derechos humanos lo han denunciado. La total ausencia del estado, nuevas zonas de disputa debido a la ausencia de las Farc y el aumento considerable de carteles de narcotráfico en distintas zonas del país. Pero esta situación en el país es difícil de comprobar y denunciar, ya que aquellas personas que deciden poner fin a esto mediante protestas y denuncias, no les espera otro camino más que la muerte.

Hasta donde es capaz de llegar la humanidad, ya que masacrar comunidades y perpetrar crímenes es un acto de simple cotidianidad, según estos informes presentados, razón de esto, lo dan habitantes del Bajo Cauca, que cuentan cómo grupos que se han formado debido al proceso de desmovilización de los paramilitares, están constantemente torturando a personas a plena luz del día, y en el sur de Córdoba, los homicidios aumentan aceleradamente, de 2 asesinatos en 2017, la cifra está en 45 personas asesinadas en el tercer mes del presente año, y los motivos de esto, guerras por el control de cultivos ilícitos, minas de oro y narcotráfico.

El gobierno Duque, que ha estado ausente en estos territorios, por ahora dice que su estrategia es aumentar los uniformados en las zonas de mayor aumento de masacres y llevar todo el peso del estado colombiano a los lugares más marginados del país. Fuente: Voces.co

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *